August 11, 2016 - Locals photograph the Q60 in Old Havana. Photo by: Lisette Poole

Alfonso Albaisa, hijo de padres cubanos que decidieron en el año 1962 huir del régimen de Fidel Castro, fue quien importó el primer vehículo a Cuba luego del embargo que le hiciera el gobierno de  EEUU a la nación. 

Albaisa labora como jefe de diseño para la marca japonesa Nissan en su línea de lujo Infiniti. 

Alfonso Albaisa

El diseñador de padres cubanos nunca había visitado la isla, como mucho de sus compatriotas quienes tuvieron que decidir entre su bienestar y su amor por su patria.

La intermediación del Papa Francisco entre el gobierno de los EEUU y el gobierno cubano fue lo que dio paso a la negociación entre ambos países. Fue entonces cuando en marzo del 2016 ocurrió el acontecimiento que sin lugar a dudas significó un hecho histórico para Latinoamérica. La visita del presidente Barack Obama permitió que meses después este cubano en el exilio volviese a su país exhibiendo su obra, producto de su trabajo y su creatividad.

 

El vehículo importado se trata de un Infiniti Q60. 

 

 La visita de este cubano es sin dudas una motivación para este pueblo que ha vivido décadas de opresión y ha tenido que soportar una vida de espaldas al modernismo y al desarrollo. Albaisa es un ejemplo más del potencial que tiene el pueblo cubano, un pueblo que ha luchado y que aún en las situaciones más adversas sabe como salir adelante.

 

Estas son las imágenes del vehículo de Albaisa: 

Infiniti Q60. Foto: Car and Driver

 

Infiniti Q60 en las calles de la Habana

Comments

comments