Esta semana el huracán Irma, ha dado la muestra de que cuando la naturaleza se hace sentir, no es en broma. Este poderoso huracán catalogado como el más fuerte en la historia del Atlántico al parecer no tiene descanso, azotó las Antillas Menores, pasó luego por las Antillas Mayores y luego llegó a la Florida.

En su paso por las islas del Caribe, Irma causó destrucción en Barbuda, dejando 95% de la infraestructura de la isla destrozada. Igualmente el huracán pasó por St. Maarten donde también dejó su huella de destrucción.

Uno de los aeropuertos más famosos del mundo, atracción de turistas y de los amantes de la aviación es el aeropuerto Princess Juliana. La cercanía de la pista con el mar, lo vuelve un reto para los pilotos y una atracción para los que allí se reúnen a esperar los aviones.

Irma en su paso por  St. Maarten dejó este aeropuerto casi irreconocible incapaz de recibir vuelos al menos hasta que se reparen los daños.

 

 

Comments

comments