Alcanzando una velocidad de 267 kmh hasta hace un tiempo el Bugatti Veyron era el vehículo más rápido del mundo. Este auto era conocido como el Cheetah, por su gran desempeño en términos de velocidad.

El Hennessey Venom GT también ha ganado una reputación por sus habilidades similares a rayos, con un récord mundial no oficial de 271 mph. Sin embargo, un vehículo deportivo sueco ha venido a la vuelta de la esquina para derribar a estos gigantes de sus pedestales.

El Koenigsegg Agera RS recientemente alcanzó velocidades máximas de 272 mph y 284 mph en el transcurso de dos carreras. Las imágenes de RaceLogic a bordo demuestran el poder de los huracanes que este vehículo de 1.9 millones de dólares maneja desde la perspectiva de la cabina.

El auto fue conducido por Niklas Lilja, quien llevó el motor a su máximo desempeño en un tramo de 11 millas en Nevada, cercano a Las Vegas. 

“Nunca estuve nervioso, mi única duda eran los neumáticos ya que si algo pasaba sería allí” –  comentó Niklas.

 

Comments

comments