El huracán Irma es el más poderoso que se ha formado en el Océano Atlántico. De categoría 5, este fenómeno acabó con el 95% de la infraestructura de Barbuda y dejó a la isla de Sint Maarten devastada. 

El pasado miércoles, Irma llegó a San Juan, Puerto Rico, todos los vuelos en dirección a la isla del encanto, fueron cancelados, muchos en San Juan optaron por la precaución y permanecieron en Tierra. Lo cierto es que un vuelo en específico decidió tomar el riesgo y salir con destino a Nueva York antes de que fuese cancelado por las autoridades. 

El vuelo 431 de Delta Airlines despegó de Nueva York a las 8:39 am con destino a San Juan, todo transcurrió de manera normal y el vuelo aterrizó horas después en la isla. Otros vuelos decidieron dar la vuelta y no volar directo hacia el huracán, pero este no fue el caso del vuelo 431.

Una vez en San Juan, tiempo antes de que el vuelo fuese cancelado, el piloto decidió despegar con destino a Nueva York, y logró escapar del super huracán, utilizando una pequeña brecha entre las ráfagas y la nubosidad de Irma. 

La tripulación del vuelo de Delta estaba tan segura de lo que hacía que incluso llegaron a Nueva York 25 minutos antes de lo estimado. 

 

Comments

comments