La noticia de que Apple estaba reduciendo el performance de los equipos iPhone viejos, corrió por todo el Internet y los medios de comunicación a nivel mundial. La presión fue tanta que la empresa tuvo que emitir un comunicado de prensa expresando su punto de vista sobre del tema.

Apple confirmó que ralentiza los modelos anteriores para prolongar su vida útil al ahorrar batería. A medida que las baterías envejecen, se vuelven menos efectivas, pero muchos usuarios no están contentos con las afirmaciones de que la empresa realmente quiere forzar a las personas a actualizar sus teléfonos.

Todo esto fue descubierto por un joven de 17 años estudiante de bachillerato. Tyler Barney residente en Tennessee, notó que el funcionamiento de su iPhone 6S se estaba deteriorando. 

¡Ahora la empresa enfrenta ocho demandas diferentes con una que busca asombrosos $ 999 mil millones! Todas las demandas han sido presentadas en diferentes tribunales federales durante la última semana, y los clientes se quejan de la falta de transparencia de la empresa y de la obstaculización deliberada del desempeño de sus teléfonos.

Todas las demandas buscan lo que se conoce como “acción de clase”, lo que significa que todos los usuarios de iPhone afectados por este problema están representados por la parte que presenta la queja. Según The Daily Mail, una demanda que se presentó el jueves en San Francisco está siendo representada por el abogado Jeffrey Fazio, quien orquestó un acuerdo de $ 53 millones con Apple en 2013 sobre la forma en que manejó las reclamaciones de garantía del iPhone.

Esta demanda, en particular, se centra en el hecho de que la compañía no proporcionó un reemplazo de batería gratuito para los teléfonos afectados, enmascarando el problema en lugar de ralentizar los dispositivos.

Otras demandas afirman que los usuarios culparon a un procesador de computadora que envejece por el bajo rendimiento en sus viejos teléfonos, y optaron por actualizarse a un modelo más nuevo. Por supuesto, la verdadera causa puede haber sido una batería débil que hubiera sido mucho más barata de reemplazar que todo el teléfono.

Se alega que Apple sabía todo esto por lo tanto, decidieron no revelar el verdadero problema a sus clientes optando por más dinero en lugar de transparencia.

Comments

comments