Esforzarse, trabajar duro y ser una persona de bien son las cualidades que definen a Marie Holmes, una madre trabajadora quien tuvo la suerte de ganarse el Power Ball. Muchas veces las personas buenas ganan lo que merecen y así le pasó a Marie, ella ganó 127 millones de dólares. 

Con 127 millones de dólares, puedes comprar muchas cosas, ayudar a toda tu familia, abrir una fundación , en fin es mucho dinero. Pero, a Marie le tocó algo peor, Marie decidió ser una buena feligresa y darle a su pastor 700 mil dólares por motivos de diezmo. 

Lo que hizo el pastor fue lo sorprendente, Kevin Matthews decidió demandar a Marie por la suma de 10 mil dólares ya que según él, le tocaba más dinero. Matthews afirma que Marie quedó de entregarle 1.5 millones de dólares y no lo hizo. La generosidad de Holmes le salió más cara. 

“Solo quiero que haga lo que dijo que iba a hacer. Yo quiero paz y hacer lo que Dios me dijo que tengo que hacer. Quiero que ella haga lo que dijo que iba a hacer. De verdad me siento como un guerrero de Cristo y necesito que la gente cumpla con sus compromisos“ – dijo el pastor. 

Matthews ganó la demanda y se quedó con sus 10 mil dólares.

 

Comments

comments