Entre desastres y pérdidas millonarias, hemos olvidado los cambios a nivel ambiental que ha dejado el poderoso huracán Irma en su paso por el caribe. Este fenómeno que incluso se llegó a sentir en sismógrafos, produjo cambios que parecen sacados de película. 

Vientos con velocidades increíbles, dejaron devastación en el trayecto del huracán. Alrededor de 2.6 millones de personas quedaron sin hogar y sin electricidad. 

Irma en su paso por la isla de St. Maarten

Uno de los efectos que se pudo ver en la Florida es la playa sin mar, una de las playas de ese estado quedó totalmente sin agua luego del paso de Irma. Una experta en meteorología, Angela Fritz explica que la baja presión del huracán es como un “mecanismo de succión, esto es, aspira el aire hacia dentro, pudiendo cambiar la forma de la superficie del océano”. 

La marea baja en las playas hizo que la vida marina se viera afectada, como es el caso de 2 manatíes que quedaron atrapados luego de que la baja marea les impidiera moverse. 

 

Comments

comments