Desde que Trump asumió el poder, el mundo está tenso, no se sabe cuando va a estallar la tercera guerra mundial o una guerra nuclear. Por un lado tenemos a Kim Jong-un quien amenaza a diario a los Estados Unidos y por otro lado Trump quien dice que no se quedará de manos cruzadas.

Donald Trump

En medio de todo esto hay un líder que se mantiene sereno y en una posición que hasta asusta a muchos y es Vladimir Putin. Con toda la tensión que hay entre Corea del Norte y los EE.UU era de esperarse que Putin dijera algunas palabras llenas de sabiduría.

Corea del Norte comparte frontera con Rusia y por tal razón Putin opina que la única manera de liberar la tensión entre EE.UU y Corea del Norte es a través del diálogo.

Putin escribió:

“Es esencial resolver los problemas de la región a través de un diálogo directo que involucre a todas las partes sin necesidad de pre-condiciones (para tales conversaciones).

Las provocaciones, la presión y la retórica belicosa y ofensiva es el camino hacia ninguna parte.”

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, se ha hecho eco de los comentarios de Putin, diciendo que Washington debería tomar la iniciativa de conversaciones constructivas para reducir las tensiones entre los países.

“Pensar que detener el poderío nuclear de Corea del Norte, se resuelve con hacer presión sobre su capital, es simplemente erróneo” – continúa Putin.

Pyongyang también ha amenazado con rodear el territorio estadounidense de Guam, con un “anillo de fuego”.

Según los informes, lanzarán cuatro misiles, dirigidos a golpear el mar alrededor de la pequeña isla, que alberga bases militares estadounidenses.

Kim-Jong-un líder norcoreano

Kim Jong-un llamó a la última prueba de misiles del país sobre “un preludio significativo para contener Guam”, diciendo que su país debería realizar más pruebas de misiles en el Océano Pacífico.

Donald Trump agregó: 

“Hablar no es la solución!”

Comments

comments